A NUESTRO PRESIDENTE. CARTA AL CIELO.

Detalle

Querido Pony, como te llamábamos siempre, que rápido que te fuiste! Tanto que no hicimos tiempo a agradecerte todo lo que has hecho en este corto tiempo. Por eso, queríamos enviarte esta carta, porque estamos en deuda con vos.

Te conocimos por primera vez no hace mucho, más o menos tres aÑos. Un día nos llega el rumor que el presidente del Club Ciudad se había aparecido en la UTN buscando a un tal profe de voley y que lo podías encontrar en esa facultad. Mirá si eras inquieto! Con tanta casualidad que caíste en las manos del hermano de ese profe y así arrancó el camino. Luego de unas charlas nos contaste tu gran proyecto de ese club y la idea de formar la subcomisión de voley. Nos pediste, como siempre, que armemos un proyecto. Obviamente, de esos proyectos que no queden sólo en un papel... y así fue que surgió nuestro grupo. Al principio éramos poquitos pero vos estabas ahí siempre apoyándonos y dándonos ánimo porque sabías que esto daba para más... y otra vez, así fue!

A medida que pasaba el tiempo las cosas se iban dando tal como vos lo habías predicho, como si supieras. Lo que siempre nos llamaba la atención era que vos estabas en todos lados, sabías cómo manejar todo y siempre tenías la solución. Cada día que pasaba nos trasmitías más esa pasión que tenías por el club, tanto que era un placer escucharte y tanto que nos terminó contagiando. Y que hace que hoy podamos sentir al club como nuestra casa.

Y nos hiciste quererte! Como para no, si vos junto con toda la Comisión nos dieron todos los gustos! Nunca había un 'no', quisimos la cancha de beach y buscaron la manera que la tengamos, queríamos armar las categorías formativas y priorizaron la construcción del gimnasio para evitar la pelea de horarios (gimnasio que de hecho debería llevar tu nombre) y hasta una de las últimas charlas con vos fue para que nos digas: si chicos, si tienen que agujerear el piso háganlo! Increíble!

No podemos dejar de agradecerte las cosas que has hecho por nosotros, la ayuda en cada torneo, la hinchada en cada partido y hasta te hiciste la camiseta, todo para hacernos sentir lo que vos sentías por el club! Fuiste una excelente persona, completa! Hacías todo! Trabajabas para una empresa, llegabas a la tarde y te ibas para el club y encima tenés una familia hermosa y unida, con la cual también nos involucraste y estamos muy agradecidos! A todo esto hay que destacar el buen humor con el que siempre nos recibías, el animo con el que actuabas, la diplomacia con la que te dirigías y la justicia con la que siempre nos tratabas a todas las disciplinas.

Pero sabes que? Nunca habíamos escuchado de otra persona lo claro que tenías el concepto de institución polideportiva. Esa visión que muy pocos tienen el don de poseer. Y luchaste por lograrlo, y como siempre, lo lograste! No existe otro club en Venado que ofrezca tantas actividades como el nuestro. Por eso es que ahora tenemos una deuda, tenemos muchos proyectos por terminar, tenemos todavía todas tus grandes ideas y esa pasión que nos dejaste que va a ser el motor con el cual nos movamos! Tenías tan claro todo y dejaste todo tan bien organizado que parece que lo hubieras sabido! Así que Pony no tenemos palabras más que de agradecimiento por esa simpleza, por tus enseÑanzas, por tu apoyo y sobre todo por la estructura que creaste.... y que es nuestro deber sostener! Por eso esperamos no te defraudemos!

Te vamos a extraÑar! Hasta luego!

La familia del voley

Haga su consulta